Indicadores globales sobre el agua #todoesagua

Click en cada gráfico para ampliar.

En el año 2000 se superaron los 4,000 kmde agua extraída a nivel mundial, lo que representa unos 666 m3, equivalente a 666,000 litros, por persona y año, teniendo en cuenta los tres usos que el agua recibe: agricultura, industria y municipal. En cualquier caso, esta cifra es prácticamente la misma que en 1970, ya que la correlación entre el crecimiento de la población y la utilización del agua es evidente.

Desde 1950 la extracción del agua ha aumentado un 1.9% en media anual, mientras que el número de personas crecía un 1.7%. El mayor crecimiento se ha producido en el sector industrial, cercano al 3% anual, exactamente el doble que en el sector agrícola. En el caso de uso doméstico se ha producido un incremento anual del 2.6% en los últimos 65 años.

Más de la mitad del agua se considera consumida, es decir, esa parte del agua que no vuelve a la fuente original después de ser extraída, que sucede por ejemplo cuando se pierde en la atmósfera por evaporación o se incorpora a una planta o vegetal.

Considerando niveles de uso per cápita relativamente constantes en las próximas décadas, el aumento que se espera en unos 2,400 millones de personas hasta el año 2050, produciría que se sobrepasaran los 6,000 kmen la extracción de agua, a pesar de que se estima una reducción desde el 70% actual que se destina a la agricultura hasta aproximadamente un 40%. Por el contrario, en industria la utilización sería un 120% superior a la actual, mientras que en uso municipal las estimaciones apuntan a un aumento anual del 1.4%, si bien en este último caso parecen algo reducidas.

Water Withdrawal Estimates Mar 2016

En términos per cápita, los países africanos se encuentan muy por debajo de la media, alrededor de 190,000 litros por persona y año, frente a 565,000 litros en Asia u 860,000 litros en todo el continente americano. Estados Unidos se encuentra entre aquéllos países con mayor extracción de agua per cápita, superando los 1,500,000 litros al año, mientras que en media en Europa es menos de la tercera parte, unos 470,000 litros por persona.

Water Withdrawal per Capita Mar 2016

Como se señaló anteriormente, más de dos terceras partes en la utilización del agua se destina al sector agrícola, aunque existen claras diferencias entre el norte y el sur, como se puede comprobar. Países como Vietnam, Camboya, Bolivia, Pakistán e incluso India, destinan más del 90% del agua a la agricultura. Por el contrario, en la mayoría de países europeos se sitúa por debajo del 20% del total, excepto en Grecia, Portugal y España con un 89%, 79% y 64% respectivamente. En Estados Unidos el porcentaje de agua que se usa en agricultura alcanza el 36%, curiosamente aumentando desde el 23% en el año 1980.

Agricultural Water Withdrawal Mar 2016

Atendiendo a los recursos hídricos a nivel mundial existen unos 41,000 kmen promedio del volumen anual a largo plazo en aguas superficiales, aquéllas que se encuentran en ríos, lagos y océanos, mientas que 11,000 kmestán almacenados subterráneamente en acuíferos, lo que se conoce como aguas subterráneas. Tanto el afloramiento de estas últimas como la escorrentía generada a partir de las precipitaciones dan lugar a las aguas superficiales.

En los 10 principales países se localizan un 63% del total de aguas superficiales. Asimismo, en conjunto Estados Unidos, China, Rusia y Brasil contienen algo más de la tercera parte de las aguas subterráneas globales.

Surface Water Mar 2016

Entre los ocho grupos de Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados en el año 2000, en el apartado referente a garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, se encuentran dos indicadores relacionados con el agua. En línea con lo indicado en el punto anterior, la proporción del total de recursos hídricos utilizada se define como el volumen total de aguas superficiales y subterráneas extraídas para uso humano en los tres sectores arriba definidos, expresado en porcentaje del total de recursos renovables.

Como no podía ser de otra manera, todos los países de Oriente Medio junto con Libia y Sudán tienen el ratio más alto de utilización, superando ampliamente el 100%, de manera que necesitan unas entradas de unos 300 kmde aguas superficiales y 14 kmde aguas subterráneas en promedio anual a largo plazo.

Water Resources Used Mar 2016

El segundo indicador de los Objetivos de Desarrollo del Milenio es el porcentaje de población con acceso a fuentes mejoradas de agua potable, que se define como instalaciones que, por la naturaleza de su construcción, están protegidas de la contaminación exterior, incluyendo agua canalizada dentro de la vivienda, grifos públicos, pozos excavados o manantiales protegidos, recogida de aguas pluviales y agua embotellada.

Camboya y Mali han aumentado en nada menos que 50 puntos porcentuales el acceso a agua potable en el último cuarto de siglo. En China prácticamente el total de la problación estaría cubierta en este momento frente a un 67% en el año 1990, prácticamente el mismo caso que Vietnam.

En Africa la población casi se ha duplicado desde entonces, pasando desde unos 630 millones de personas hasta cerca de 1,190 millones. El incremento en el acceso a agua potable ha sido superior, desde el 53% hasta un 69% actual en todo el continente.

En la siguiente animación se puede observar el cambio especialmente en Africa en los últimos 25 años.

Population Drinking Water Mar 2016

Por desgracia, todavía en muchos países emergentes millones de personas padecen enfermedades relacionadas con la contaminación del agua. Entre los pocos que publican datos, sólo algunos más de los que aparecen en la lista mostrada más abajo, India se sitúa a la cabeza con casi 45 millones de personas afectadas.

Sorprende que en Argentina más de 5 millones presenten enfermedades cuando un 99% de la población, que es de unos 43 millones de personas, tiene acceso a agua potable. De hecho, Cuba, Perú, Filipinas, Tailandia y Vietnam también tienen ratios que superan el 90% y en conjunto casi 4 millones enferman por causas vinculadas de alguna manera al agua.

Population Affected Mar 2016

Aún más trágicos son los fallecimientos de los más débiles, los niños menores de 5 años, por la carencia o falta de salubridad de agua. En Sierra Leona, Afganistán, Níger y Burundi aún mueren más de 1,000 niños que no han cumplido los 5 años. Camboya es el segundo país no africano entre los 15 primeros en el que aún fallecen más de 600 menores.

Deaths Children Mar 2016

 Si te ha parecido interesante, te agradezco que lo compartas en alguna de las redes sociales indicadas abajo.

Algunos aspectos no tan negativos de China

Por alusiones, me veo en el deber de contestar al artículo que Ángel Martín Oro (a_martinoro) publica en inBestia el día 2 de Julio. En primer lugar, agradecer a Ángel el desarrollo y datos que aporta en su excelente exposición. En el siguiente enlace se puede leer íntegro.

Aumentan las alertas sobre el riesgo de recesión en China

En mi humilde opinión, algo desafortunado el título mencionando la palabra “recesión” en una economía que creció en el primer trimestre del año al 7.7%, por mucho que los datos como apuntan varios sean “inventados”. Aunque así fuera, y no soy quién para estimar cuál sería la tasa real, podría situarse en un caso muy extremo quizá en el 5%. Hablar de caída del crecimiento con esos niveles no me parece apropiado.

Hace algunos años, analistas de prestigio con abundantes medios como Goldman Sachs o PricewaterhouseCoopers estimaban un PIB del 6% y 5.5% en 2012 respectivamente, algo que ahora parecería un colapso total, pero que en ese momento eran más que razonables.

Sobre éstas y otras estimaciones escribí un artículo para Global Asia, también reproducido en mi web:

China camina hacia el liderazgo de la economía mundial

Prácticamente pasé todo el año pasado negando que se produciría un “hard landing” o aterrizaje forzoso de la economía china, como así finalmente sucedió.

En cualquier caso, como Ángel se centra en la deuda y más concretamente, en el fuerte crecimiento de la deuda privada, voy a dar mi visión al respecto. Efectivamente, yo soy el primero que critico el hecho de no disponer de fuentes oficiales de estos datos representa un gran inconveniente. Varios analistas han realizado estimaciones de la deuda privada, al igual de lo que representa el conocido “shadow banking”, pero son aproximaciones que por supuesto podrán ser más o menos acertadas.

Como suele suceder con la enorme mayoría de datos macroeconómicos que se publican, incluyendo PIB, exportaciones y un largo etcétera, las críticas son constantes. Si resultan ser malos, por supuesto son correctos y China se encamina al abismo. Por el contrario, si son datos favorables, entonces no cabe duda de que son “inventados”.

Sobre esto punto también tengo mi opinión personal, que expresé hace más de un año en Euribor, que reproduzco a continuación:

Visión de China

Personalmente, trabajo a diario con datos de una gran cantidad de países y he encontrado revisiones al alza y a la baja en países con gran tradición estadística como Estados Unidos que sorprenderían a más de uno.

Dicho esto y, a diferencia de otras ocasiones, no voy a entrar en un baile de cifras estimadas, ya que si hubiera alguna positiva claramente estaría “manipulada”, asumiendo la parte de credibilidad que corresponda a aquéllos que expone Ángel.

Por supuesto admito que la deuda puede representar un grave problema, que es precisamente lo que se ve ahora mismo en muchos países desarrollados, pero también depende del uso que se haga. Obviamente, no es lo mismo endeudarse para pagar los intereses de la deuda previa que para realizar proyectos de inversión.

Allí dónde las empresas no puedan conseguir financiación por las vías tradicionales, máxime debido en ocasiones a las limitaciones de bancos del propio gobierno, deberán a acudir al “shadow banking” u otras formas de financiación si quieren llevar a cabo sus proyectos.

Claro que también se critica que muchos de estos proyectos no son rentables y puede que existan algunos, pero es cierto que los niveles de inversión de los últimos años, sobre todo en infraestructuras, que es dónde ha ido a parar gran parte de esta deuda, son altos porque era necesario realizarlos. Mal que le pese a Ángel, que comenta que siempre todo lo atribuyo a la fuerte urbanización, comento algún dato significativo.

Entre el año 2000 y 2012 nada menos que 253 millones de personas han emigrado del campo a la ciudad y eso a pesar de que aún el gobierno tiene la capacidad de controlar el número de habitantes en zonas urbanas a través del conocido como sistema “hukou”.

Otro ejemplo más. Se ha creado una red de ferrocarriles, incluyendo alta velocidad, que actualmente tiene una extensión de más de 93.000 km, casi duplicando la longitud a inicios de este siglo. Sólo en 2011 transportó a más de 1,900 millones de pasajeros, de manera que está claro que había necesidad de realizar este tipo de obras.

Opino que si la deuda sirve para el desarrollo de un país que ha crecido al 10% en las tres últimas décadas no es algo tan perjudicial. Cuando menos, vuelvo a repetir, creo que es preferible aumentar la deuda en un país que crece, sea a ese ritmo “inventado” o a otro ligeramente inferior, que a uno completamente estancado o en recesión real y casi únicamente emite deuda para poder pagar los intereses y el principal de la anterior.

En cualquier caso, también se ve en la tabla comparativa que adjunta que la deuda pública en China está entre las más bajas del mundo. Cierto que puede no incluir aquélla de los gobiernos locales, pero aún así hablamos de niveles reducidos.

A continuación presento una tabla ordenada de la deuda bruta del gobierno según datos del FMI y la media en la última década:

Deuda del gobierno en porcentaje sobre el PIB

Comenta Ángel que comparativamente es el único país emergente en la lista de deuda total, pero no hay que olvidar que es actualmente la segunda economía mundial y que se convertirá en líder en los próximos años. Por supuesto que su renta per cápita es inferior a los desarrollados, pero es que partía de niveles muy bajos. En la década de los noventa los ingresos se multiplicaron por más de cuatro veces, lo mismo que ha sucedido a partir del año 2000.

Según él, para comparar la deuda sobre el PIB, no es lo mismo que el país sea muy rico o muy pobre. Lo que yo pienso y comento a menudo es que precisamente por ser un ratio sobre el PIB, si éste crece y más que la deuda o en la misma medida, obviamente dicho porcentaje se reducirá o se mantendrá constante respectivamente.

El problema real llega cuando los países entran en recesión, como sucede en la actualidad en la Zona Euro y, aunque la deuda no aumentara, el ratio continuaría subiendo. Pero no es el caso de China, dónde sin haberse producido siquiera un aterrizaje forzoso, algunos ya apuntan a la recesión, que recuerdo técnicamente es la caída del PIB en dos trimestres consecutivos.

Por otro lado, muestra cómo en la tabla comparativa con otros países emergentes, es superior a todos ellos. Curiosamente, se comprueba cómo por ejemplo aparece Vietnam en la tercera posición de esa lista, precisamente otro país cuyo desarrollo también ha sido espectacular en los últimos años y dónde aún hay margen para mayor crecimiento en la inversión en infraestructuras.

La transición a una economía más orientada al consumo se producirá y es cierto que no estará exenta de algunas complicaciones, pero es algo que se da por hecho atendido al desarrollo de la clase media. La tasa de ahorro está entre las más elevadas del mundo, pero es algo que cambiará paulatinamente y el gobierno tiene que manejarlo convenientemente pero tiene margen de maniobra para hacerlo. La contribución al PIB de la demanda interna se incrementará a medida que aumente la renta, se produzca la apreciación de la divisa y cambien los patrones de consumo. Consecuentemente, la inversión se reducirá paulatinamente, debido a que las grandes infraestructuras ya están realizadas o en proceso y muchas empresas no necesitarán niveles de apalancamiento tan altos.

Desconozco por supuesto cuáles serán los niveles de crecimiento en el futuro, pero descartaría que se produzca una recesión en el futuro cercano, al menos por el dinamismo que aún percibo en la economía asiática. Desde aquí invito a Ángel a realizar un viaje a China dónde estaré encantado de recibirle y explicarle en persona todos estos hechos con una demostración teórica y práctica en el terreno. Por supuesto, todos aquéllos interesados en el gigante asiático también sois más que bienvenidos para que tengáis una opinión formada de lo que aquí sucede.

Periféricos asiáticos: Crecimiento más allá de China

Nota: Artículo original publicado en Sintetia.

El poder económico mundial cambia de manos. Cómo muestra un excelente mapa realizado por la consultora McKinsey esta situación se ha producido en varias ocasiones a lo largo de la historia y esta vez no será una excepción. El centro de gravedad económico se desplaza ahora hacia Asia, con China a la cabeza, que se convertirá oficialmente en pocos años en líder mundial por delante de Estados Unidos, si bien de facto ya lo es en muchos aspectos.

Gráfico 1. Centro de gravedad económico mundial
Gráfico 1. Centro de gravedad económico mundial

El multimillonario Jim Rogers, residente desde finales del año 2007 en Singapur, resume muy bien este hecho en una frase:

“If you were smart in 1807 you moved to London, if you were smart in 1907 you moved to New York City, and if you are smart in 2007 you move to Asia.”

Cuando se habla del desarrollo económico en Asia se asocia automáticamente la idea de China, ya que el gigante asiático ha tenido un crecimiento sin precedentes en las tres últimas décadas. Sin embargo, no cabe duda de que otros países también contribuyen significativamente al desarrollo de la región en su conjunto. En esta ocasión me centraré en cuatro que, en mi opinión, presentan un enorme potencial: Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam. A partir de ahora, me referiré al conjunto por sus en inglés IPTV.

Si bien es cierto que existen diferencias significativas entre ellos, tienen algunos puntos en común comenzando por la proximidad geográfica y, en cierto modo, cultural. En términos de población, Filipinas y Vietnam presentan prácticamente las mismas cifras. Asimismo, el PIB per cápita en el año 1980 era bastante similar en los cuatro, aunque desde entonces la evolución ha sido bastante dispar.

A pesar de la crisis financiera de 1997, originada precisamente en Tailandia, que se extendió con fuerza a Indonesia y Filipinas y, en menor medida, a Vietnam, la recuperación fue constante desde entonces, con un crecimiento medio anual del 5,3% en los últimos 12 años. El PIB agregado en los IPTV representó el 20% del de China en 2012, alcanzando una cifra de 1.600 billones de dólares, que situaría a este hipotético grupo en la duodécima posición a nivel mundial, por delante de Australia.

Gráfico 2. Producto Interior Bruto
Gráfico 2. Producto Interior Bruto

Atendiendo al PIB per cápita en el conjunto de países, superó al gigante asiático hasta exactamente 1997, en estos momentos representa sólo algo más de la mitad, aunque se ha multiplicado casi por tres en la última década. Como comentaba anteriormente, todos partían de niveles muy similares, pero actualmente Tailandia tiene un valor muy similar a China, mientras que Vietnam estaría muy lejos siendo la mitad de la media.

Gráfico 3. Producto Interior Bruto per cápita
Gráfico 3. Producto Interior Bruto per cápita

Entre los analistas e inversores internacionales es motivo de preocupación situaciones cómo revueltas de tipo político o desastres naturales en Tailandia o Filipinas, atentados en Indonesia o casos de corrupción en Vietnam. En cualquier caso, considero que son hechos aislados y puntuales que tienen además un impacto limitado en los mercados.

De hecho, el fuerte crecimiento económico sí ha tenido reflejo en las bolsas de valores, que han vivido varios años de fuertes revalorizaciones. Desde finales de 1999, los principales índices de los mercados de Tailandia y Vietnam se han multiplicado por tres. La bolsa de Indonesia ha subido un 600% en ese periodo y, aunque con una caída importante desde el máximo, Vietnam sube un 400% desde mediados del año 2000.

Desde Marzo de 2009, a excepción de Vietnam, los tres países restantes se encuentran a la cabeza entre las bolsas mundiales que más han subido con alzas superiores al 230% en moneda local.

Todos ellos se encuentran entre los 20 países más poblados del mundo, alcanzando en conjunto los 495 millones de habitantes. A diferencia de China, que en pocos años comenzará a sufrir los efectos del estancamiento y envejecimiento de su población, se estima que en los IPTV continuará aumentando hasta superar los 650 millones de personas en el año 2050. Se espera que la población mantenga una cuota constante del 7% del total mundial.

Gráfico 4. Población
Gráfico 4. Población

En la actualidad representan en total el 7,7% de la fuerza laboral mundial, con unos 247 millones de personas. De la misma manera, mientras la población entre 15 y 64 años en China comenzará a descender en tan sólo dos años, esta circunstancia no se producirá en los cuatro IPTV, esperando simplemente un estancamiento en torno a los 415 millones a partir del año 2038. Teniendo en cuenta que los costes laborales en estos países son incluso inferiores a los del gigante asiático, podría quizás producirse un desplazamiento de parte de la producción de manufacturas hacia los IPTV.

Gráfico 5. Población entre 15 y 64 años
Gráfico 5. Población entre 15 y 64 años

Entre los años 1990 y 2008, en total han sido capaces de sacar de la pobreza, aquéllos que viven con menos de 1,25 dólares al día, a unos 105 millones de personas. De la misma forma, la clase media ha aumentado a un fuerte ritmo en Asia y habrá prácticamente duplicado su participación mundial en el año 2020 con una cuota del 54% frente al 29% en 2009.

Tanto en Indonesia como en Filipinas aproximadamente la mitad de la población vive en ciudades, como sucede en China, pero en Tailandia y Vietnam la población urbana es alrededor del 30%. Por lo tanto, en todos ellos existe amplio margen de crecimiento en lo que se refiere a inversión en infraestructuras y construcción. El año pasado la inversión representó menos del 30% del PIB en media en los IPTV, frente a casi el 50% en la segunda economía mundial.

Gráfico 6. Población urbana en porcentaje sobre el total
Gráfico 6. Población urbana en porcentaje sobre el total

De esta forma, mientras el objetivo de China debería ser la orientación hacia una economía con mayor relevancia del consumo doméstico, los otros cuatro representan una excelente oportunidad para inversiones y empresas que busquen el crecimiento a través de sectores centrados en la urbanización de estos países.

En los últimos años todas las miradas se han dirigido, y lo harán también en el futuro, hacia la economía china por la gran influencia que tiene a nivel mundial. Pero existen muchas interesantes oportunidades de inversión en éstos y otros países que deben tenerse en cuenta en un mundo que cada vez depende más del crecimiento en el continente asiático.

China camina hacia el liderazgo de la economía mundial

Nota: Artículo original publicado en Global Asia.

En los últimos 30 años, China ha crecido a un ritmo medio del 10% anual, habiendo multiplicado por más de 40 veces el tamaño de su economía. En lo que se refiere al Producto Interior Bruto, el agregado macroeconómico más conocido para medir la riqueza de un país, muy poca distancia le separa en estos momentos de Estados Unidos.

En muchos aspectos, como por ejemplo en el caso de las exportaciones, el gigante asiático ya se ha convertido en líder mundial, al igual que es actualmente el principal importador de muchas materias primas, como cobre, carbón, acero, hierro… En cualquier caso, de alguna manera todavía falta por oficializar ese importante hito de desbancar al país que ha disfrutado del liderazgo económico mundial durante más de un siglo.

A finales del pasado mes de Marzo, la OCDE daba a conocer sus estimaciones para este año y el siguiente, en las que espera un crecimiento del 8.5% y 8.9% respectivamente. Asimismo, afirmaban que China superará a la actual primera economía del mundo en el año 2016.

En poco más de una semana se publicarán las “Perspectivas de la Economía Mundial” por parte del Fondo Monetario Internacional. En la última actualización en el mes de Enero, esta organización no realizó cambios respecto a sus últimas previsiones en Octubre del pasado año, en las que estimaba un crecimiento del 8.2% y 8.5% en los dos próximos años. En este caso, el FMI cree que China se convertirá en la primera potencia mundial en el año 2017, con un PIB de 20.000 billones de dólares en términos de paridad del poder adquisitivo.

01 China United States GDP
Gráfico 1. Producto Interior Bruto en China y Estados Unidos

Por su parte, el objetivo del gobierno chino es algo menos optimista y se sitúa, por segundo año consecutivo, en el 7.5%. De todas formas, en los siete años anteriores el objetivo fue del 8% y, sin embargo, en todos ellos el crecimiento estuvo por encima, alcanzando en media el 11%.

A pesar de los temores de varios economistas de un aterrizaje forzoso, también conocido en inglés como “hard landing”, y de algunos riesgos que pueden frenar el crecimiento futuro, no parece que sea probable que esto vaya a producirse. Las cifras que ahora podrían ser muestra de una gran preocupación, debido a la importancia cada vez mayor del país asiático en la economía mundial, les parecían bastante razonables a los analistas hace algunos años, estimando incluso crecimientos mucho menores.

A punto de cumplirse 10 años del primer completo estudio de Goldman Sachs sobre los países BRIC, acrónimo utilizado por primera vez por el economista jefe Jim O’Neill para englobar a Brasil, Rusia, India y China, se puede observar cómo aquéllas previsiones fueron demasiado pesimistas.

En ese informe realizado en Octubre de 2003, se indicaba que China se convertirá en la primera economía del mundo en el año 2041. Por establecer una comparativa, en aquél momento se estimaba que el crecimiento económico en el año 2012 se situara en el 6%, frente al 7.8% que ha sido realmente.

En los cinco años posteriores a la fecha del informe esperaban que el PIB frenara su ritmo hasta un crecimiento medio del 7.7%. A pesar de la fuerte crisis internacional que por supuesto no se preveía entonces, el PIB chino alcanzó en términos reales el 11.6% en media en ese periodo.

Poco más de tres años después, en Marzo de 2007, el propio banco revisó estos datos, afirmando que China superaría a Estados Unidos en el año 2027. De hecho, antes ya habían rebajado esa estimación hasta el año 2035. En la década que finalizará en el año 2015, también estimaban un crecimiento del 7.7% y, a falta de tres años y si no se producen eventos inesperados, alcanzaría realmente el 9.9%.

Considerando estimaciones más recientes, un informe del Banco Mundial de finales de Febrero del año pasado en el que presenta sus previsiones hasta el año 2030, prevé que la economía crecerá alrededor del 7% entre el año 2016 y 2020. En el estudio anteriormente citado de Goldman Sachs de hace 6 años esa cifra era del 5.4%.

En el mismo, también se indica que la media en el lustro que terminará en el año 2030 será del 5% aproximadamente, frente al 4% que consideraba el banco norteamericano. Un reciente estudio de la Reserva Federal de Estados Unidos de Enero de este mismo año se mostraba más optimista apuntando a que la tasa caería hasta el 6.5% en esa fecha.

Por su parte, en el primer informe “El Mundo en 2050” de PricewaterhouseCoopers realizado en Marzo de 2006, estimaban un crecimiento del 5.5% en el año 2012. A partir del año 2026 consideraban que el ritmo rondaría el 3%.

Exactamente dos años después ajustaron considerablemente sus previsiones hasta el 8% en 2012, afirmando además que China tomaría el relevo como líder mundial en 2025. En su última actualización el pasado mes de Enero coinciden con el FMI en que China superará a Estados Unidos en el año 2017.

Por lo tanto, queda patente la enorme dificultad de realizar estimaciones a largo plazo y más aún en un entorno tan dinámico y con unos aspectos singulares como es la economía china. En ningún caso se esperaba el impresionante despegue acontecido en los últimos años del país asiático.

Sin embargo, atendiendo al PIB per cápita los niveles están todavía muy alejados de Estados Unidos. Actualmente, en términos de paridad del poder adquisitivo alcanza los 9.200 dólares, muy inferior a los casi 50.000 dólares del país norteamericano. De todas formas, el crecimiento ha sido también espectacular, ya que en el año 1990 era sólo de 800 dólares. En los próximos 5 años el FMI espera que alcance los 15.000 dólares, aunque será todavía 4 veces menos que la economía estadounidense.

Según aquéllas estimaciones comentadas de Goldman Sachs en el año 2007, aunque se ha comprobado que fueron bastante pesimistas, la diferencia entre ambos seguirá siendo muy amplia en el futuro, representando en Estados Unidos casi el doble dentro de 40 años.

02 China United States GDP per Capita
Gráfico 2. Producto Interior Bruto per cápita en China y Estados Unidos

Parece claro que el fuerte ritmo de crecimiento a tasas de dos dígitos es imposible que se repita en el futuro. A partir de ahora, la gran preocupación mundial y de una buena cantidad de países ahora dependientes de la economía china, es la forma en que va a evolucionar.

Sin lugar a dudas, la inversión ha representado una parte muy importante del PIB, habiendo alcanzado en media un 43% del PIB desde el año 2000. A pesar de que es cierto que las exportaciones han contribuido al crecimiento del país, las importaciones han sido también elevadas. Por este motivo, considerando el valor de las exportaciones netas, la contribución ha sido prácticamente nula en los últimos años y así será también en los próximos ejercicios.

Por lo tanto, dentro de la ecuación del PIB sólo queda el consumo, que deberá ser estimulado de manera que aumente significativamente su participación en el crecimiento. Hay que recordar que la tasa de ahorro en China está entre las más elevadas del mundo, por lo que cualquier acción que dirija parte de ese patrimonio de las familias hacia la adquisición de productos y servicios provocará un aumento de la demanda interna que, a su vez, favorecerá que el crecimiento continúe a un ritmo sostenido.